Cómo despedirse de los clientes que realmente no buscan una casa

8 de octubre, 2018

Es común encontrarse con personas que se presentan como posibles compradores pero que, en realidad, solamente les mueve la curiosidad. No pretenden comprar nada. Estos falsos prospectos desperdician tiempo y esfuerzo por lo que es importante deshacerse de ellos lo antes posible sin llegar a molestarlos.

Aprende a distinguir entre buenos y malos clientes

El primer paso para ahorrar recursos en clientes que no van a comprar una casa es identificarlos de los que sí lo pretenden. Las características de los primeros son claras: el nivel de curiosidad es muy superficial; sus preguntas se quedan al nivel de quien conoce algo nuevo pero sabe que no tendrá ninguna función en su vida.

Por otra parte, un cliente que realmente pretende hacerse de un inmueble se mostrará muy interesado en el aspecto económico de la operación, dada la magnitud de la cantidad de dinero que involucra.

Otro factor a tomar en cuenta para distinguir entre los dos tipos de prospectos es el nivel de preparación de cada uno. Los buenos clientes, al estar realmente interesados en adquirir una casa, estarán bien informados sobre las condiciones del mercado inmobiliario. Los malos clientes sabrán poco o nada del tema porque no les interesa.

Despídete de los clientes malos a la brevedad posible

Este tipo de clientes son más nocivos de lo que puede parecer. Es posible que mientras pierdes el tiempo con uno de ellos, se te escape una venta segura. El tiempo que pases con ellos debe de ser el menor posible, sin embargo, es importante que no perciban que los estás despidiendo, pues puede que en algún momento regresen con verdaderas intenciones de compra.

La clave para que se vayan cuando tu quieres y que lo hagan de buena forma es despedirse con alegría. El cliente no debe percibir en ningún momento que te está quitando el tiempo. También podría ser perjudicial que emita una mala reseña de la atención que recibió.

En primer lugar, no des más información de la que necesita alguien que no va a comprar. Atiende al cliente sin entrar a los específicos, de hacerlo, perderás tiempo en cosas que a la persona que no va a comprar no le interesan.

Una vez hayas terminado de mostrar el inmueble pregunta sobre dudas que puedan tener antes de terminar, así el cliente sabrá que ha llegado al final de la visita. Tras atender a cualquier pregunta o aclaración que puedan tener, despídete de manera muy cordial y ponte a sus órdenes. De esta forma, el mal cliente no consumirá más de tu tiempo y tampoco quedará disgustado con tu atención.

El mejor aliado para organizar prospectos

Para el agente inmobiliario, uno de las dificultades que surge con estos prospectos, es para la organización de llamadas e interacciones que tengamos tanto con los prospectos que estamos tratando de despedir, como con los que sí estamos logrando avances. Una excelente opción para mantener toda esta información ordenada es a través de CRM Inmobiliario, una herramienta que nos permite tener un registro detallado con toda la información importante de nuestros `prospectos. 

Categorias: CRM Inmobiliario

tpi

También te puede interesar:

¿A qué se debe el auge de la compra de vivienda vertical en México

Se ha comprobado que el crecimiento desmedido de las ciudades de forma horizontal arrastra consecuencias negativas en más de un aspecto. Por una...

Cómo manejar mi cartera inmobiliaria eficientemente

Ser un agente inmobiliario exitoso es un proceso que puede llevar años al igual que el tomar decisiones correctas de negocio. Ya sea que trabajes...

Cómo funciona la integración de Jaus/CRM Inmobiliario

Para alcanzar el éxito inmobiliario en los medios digitales existen algunos pasos obligatoria a seguir. Si bien todos desearíamos que fuera tan...

Haz un comentario
TPI-crm-inmobiliario-producto
Compartir Compartir Compartir Compartir